Blog Post

Noticias Cha3
03 enero 2019

Bachata

Los orígenes de la bachata se sitúan en la República Dominicana. En un primer momento, la bachata era la fiesta que amigos y familiares organizaban en los patios de sus casas, en la que se comía, se hablaba, se tocaba música y se bailaba. También hacía referencia a las pequeñas reuniones de amigos que se hacían por los barrios para divertirse.

Entre 1930 y 1960, llega a la República Dominicana el bolero rítmico, que junto con el son cubano, el pasillo, el huapango y el merengue, influirán, dando lugar a lo que primeramente se llamó “bolerito de guitarra”. Este género se caracterizó por sus instrumentos, como la güira, que sustituía a las maracas del bolero, el bongó del son cubano y la incorporación de unas guitarras típicas de algunos países latinoamericanos. Otra de sus características son las letras de las canciones, que hacían referencia siempre a melancólicos amores y desamores, lo que se conoce por “música de amargue”, “música de guardia” o “discos de vellonera”. Se tocaba en bares y burdeles de Santo Domingo, por lo que en sus inicios fue rechazado por la alta sociedad.

Entre los primeros intérpretes, destacar a Leonardo Paniagua como el padre de la bachata, con sus primeras grabaciones (“Borracho de amor” y “condena”) y a Rafael Encarnación y Luis Segura, que consiguieron introducirla en los años 70 y 80 en los círculos de la alta sociedad.

Esta evolución llega a su punto álgido en los años 90, con intérpretes que dan un giro a la musicalidad y a las letras de las canciones. Entre ellos, destacar: Juan Luis Guerra con su canción “Bachata Rosa”, que fue número uno en ventas; al grupo Aventura (antes Tinelleres) destacando “Obsesión”; y en la actualidad Romeo Santos (antiguo integrante de Aventura), Prince Royce, Dani J, Daniel Santa Cruz, Vicky Corbacho, o Ephrem J.

La bachata como baile también recibió la influencia y se inspiró en el bolero. Los pasos se fueron adaptando a la nueva música, y actualmente se baila de dos formas diferentes. En su forma tradicional dominicana, la pareja baila muy pegada con pocas figuras y con mucho movimiento de caderas, lo que le da mucha sensualidad. Sin embargo, en Europa esta forma ha evolucionado y la pareja baila tanto en abrazo cerrado como en abrazo abierto realizando diversas figuras.