Blog Post

Noticias Cha3
01 diciembre 2018

Pasodoble

La música del pasodoble tiene su origen como marcha militar. Se cree que deriva del pas-redouble francés. Se trata de una marcha rápida de infantería que regulaba y agilizaba el paso de los soldados (“a paso doble”, más rápido que el paso normal), y ya es tocado por bandas para marchas militares desde 1780. Se trata de un estilo musical extendido por todo el territorio español, encontrándose muy relacionado con las fiestas y celebraciones populares y en esta forma se conserva en desfiles militares (marcha) y civiles festivos (pasodobles festeros del levante), así como en pasacalles populares.

Hay pasodobles de banda (Paquito el chocolatero, Fiesta en Benidorm, La entrada…), militares (Soldadito español, San Marcial, Los voluntarios…), populares (Valencia, La entrada, Islas Canarias…), taurinos (El gato montés, Agüero, Tercio de quites…). Y también encontramos maravillosos pasodobles, como marchas y pasacalles, en nuestra zarzuela (“Pan y Toros”, “La Gran Vía”, “Agua, Azucarillos y Aguardiente”…)

Como baile hay quien remonta sus orígenes hasta siglo XVI, aunque lo más posible es que proceda de la tonadilla escénica, que era una composición que en la primera mitad del siglo XIX servía como conclusión de los entremeses y los bailes escénicos y que luego desde mediados del mismo siglo era utilizada como intermedio musical entre los actos de las comedias.

Es un baile muy sencillo, con figuras muy libres, por lo que resulta bastante fácil de aprender. Su ritmo básico es muy simple, dando un paso por tiempo, siendo el desplazamiento en marcha una de sus características fundamentales. En las figuras se hacen gestos derivados del toreo, jugando el hombre el papel del torero y la mujer el de la capa.