Blog Post

Noticias Cha3
31 diciembre 2018

Vals inglés

El vals inglés, también conocido como vals lento o llamado waltz entre los anglosajones, tuvo sus orígenes en la ciudad de Boston (EE.UU.), por lo que también se le conoció como “Boston”, muy similar al vals vienés. Al comienzo se bailaba en grupos de parejas, unas al lado de las otras. Tenía pasos en abrazo abierto y cerrado, predominando los giros.

Hacia 1874 se introdujo, en el “Boston Club” del hotel “Savoy”, en el centro de Londres, conviviendo con el vals vienés que era uno de los bailes de salón más famosos de la época. Sin embargo, este ritmo tan rápido no permitía hacer muchas figuras aparte de los giros, resultando ser un baile muy exigente para muchas parejas.

Por todo ello, hacia 1914 se empezó a ralentizar hacia un vals lento y suave, con más figuras, adquiriendo plena popularidad después de la Primera Guerra Mundial.

Esta transformación se debe en gran parte a Vernon e Irene Castle, dándole el nombre de “Hesitation Waltz (Vals pausado).

La escuela inglesa lo mejoró aún más introduciendo nuevas figuras y hacia 1926 se determinó que el paso básico era paso-al lado-cerrar.

Actualmente es uno de los bailes favoritos entre los bailarines de standard, destacando por su elegancia en sus largos desplazamientos y sus continuos giros.